entorno El Vivero

Razones para enamorarse en verano.

 

Largos paseos por las playas de Sitges, acurrucarse bajo las estrellas, comer helado en el paseo marítimo, resulta que el verano ha sido y es el mayor casamentero de todos los tiempos. Así es como el calor está de tu lado cuando se trata de enamorarte

El verano es la temporada de bajar la guardia y a su vez, dejar que el romance tome protagonismo. Cuando llega el verano, las personas suelen asociarlo con celebración, vacaciones y libertad, por lo que están más abiertos a otras personas. 

Un aspecto importante es lo mucho que los olores afectan a nuestra memoria. Cuando olemos algo familiar, no es raro que al instante sientas una oleada de emociones y recuerdes períodos específicos de tu vida. Los perfumes de verano, desde el protector solar hasta el océano, evocan tantos recuerdos que se sienten bien y cuando te golpean con los efectos positivos de estos mientras pasas tiempo con alguien especial, tu potencial de amor alcanzará un máximo histórico. 

Es duro conseguir un romance encendido cuando estás tenso, cansado y estresado. El verano tiene esta habilidad mágica para enviar a todos directamente al modo de relajación y cuando estás más relajado, estás más dispuesto a dejar que el amor entre. 

Una vez que el clima se calienta, todo el mundo está al aire libre pasando un bien rato. Mientras que en invierno, es apenas un milagro durante el tiempo libre salir de las mantas. Por ello el verano abre nuevas y emocionantes puertas para el romance que derivan de reuniones al aire libre y cara a cara. 

Probablemente has oído que el alcohol aumenta tu libido y es verdad. El verano implica un montón de momentos para salir a tomar algo, ya que el clima es tan agradable y una cantidad moderada de alcohol (vino tinto en particular), se ha relacionado con el aumento del deseo sexual. 

Es fácil enamorarse cuando todos quieren enamorarse también. Muchas aplicaciones de citas y sitios web ven un crecimiento de tráfico llegado el verano.

Tener calor y estar sudoroso en el verano podría parecer poco sexy en principio, pero la ola de calor puede crear unas chispas cuando se trata de tu vida amorosa. Fisiológicamente algunos estudios mencionan que estamos más excitados en temperaturas cálidas. Las personas utilizan menos ropa y la luz del sol provoca dopamina. No hay nada más sexy que pasar el tiempo bajo el sol con alguien que te gusta y lo mejor es que la ciencia está de tu lado. 

Es difícil enamorarse sin poder confiar completamente en alguien y el calor del verano hace que sea más fácil bajar la guardia. Existe una correlación, porque el calor físico y el placer estimulan nuestra corteza insular, que es responsable de los sentimientos de confianza. 

Ciertos alimentos son naturales afrodisíacos y muchos de ellos comúnmente lo has comido en el verano, en particular la sandía. En un estudio más antiguo, los investigadores encontraron que los ingredientes de la jugosa fruta realmente tienen efectos parecidos a Viagra. Aparte que estudios demuestran que conductualmente el sol hace a las personas más coquetas.

El clima cálido no sólo desencadena la dopamina,  también desencadena serotonina, lo que te hace sentir feliz. Cuando estás de buen humor, tu pareja lo será también, así que seguro que estarás en una etapa de luna de miel,  feliz durante todo el verano.

¿Listo para enamorarte en verano? Ven a Sitges. 
 
ESPACIOS
GASTRONOMIA
COPAS Y COCTELES
ACTIVIDADES Y FIESTAS
EVENTOS
BEACH
SERVICIOS A BARCOS
GALERIA